Menu

Cómo decolorar el cabello

La decoloración permite que la luz rebote en tus reflejos y añade un sutil resplandor a tu cabello.

Sin duda, tu colorista profesional es el único que puede conseguir un tono rubio uniforme y suave, y con la ayuda de la nueva tecnología de decoloración, el proceso es más seguro que nunca.

Se acabó el pelo pegajoso y los mechones secos tras la decoloración.

ICIUM+ es el nuevo colorante iridiscente de L'Oréal Professionnel que permite una neutralización extra para evitar tonos amarillos, aclarando tu cabello con un resultado extra frío, mientras que la tecnología HI-TENACITY proporciona un acabado cálido y luminoso.



¿Qué es la decoloración?

Decolorarse el pelo es un proceso al que se someten muchas mujeres por día en las peluquerías en Argentina pero eso no quiere decir que sea poco riesgoso, o algo que debe tomarse a la ligera.

¿Por qué? porque a diferencia de lo que sería teñirse el pelo, la decoloración es un trabajo técnico que requieren preparación y tiempo, pudiendo lograrse así niveles de aclaración muy altos.

Pero sobre todo, decolorarse el pelo requiere de una mano experta, con lo cual es fundamental que no lo hagas en casa sino que vayas a la peluquería.

¿QUÉ ES LA DECOLORACIÓN?

La decoloración es un tratamiento que consiste en extraer el pigmento natural del pelo para aclararlo. Con ese objetivo se utilizan productos que contienen una solución alcalina, que es lo que en definitiva permite pasar, por ejemplo, de los negros más oscuros a los castaños y de éstos a los rubios dorados o platinados.
Pero como te decíamos, decolorarse el pelo requiere, fundamentalmente, cuidar el pelo decolorado porque los constantes y tan drásticos cambios lo dejan muy expuesto.
Por eso, una de las principales recomendaciones que damos los peluqueros y coloristas es que entre una decoloración y la otra transcurran algunos meses.

DETALLES DEL PROCESO DE DECOLORARSE EL PELO

Si “desglosamos” un poco el proceso de decoloración encontramos con que lo primero que va a hacer tu colorista es alterar la cutícula, que es la capa externa del pelo.
Una vez hecho eso, el proceso de decoloración continúa cuando las escamas se abren para que el producto decolorante penetre y actúe en el interior de cada uno de los cabellos. Esto, a su vez, le permite al agua oxigenada que contienen los decolorantes penetrar en el corazón del pelo para ir, de a poco, decolorando los pigmentos naturales.

RAZONES PARA NO DECOLORARSE EL PELO EN CASA

*Posibilidad de que no quede parejo el color: si te aplicás vos misma un decolorante, lo más seguro es que no te quede parejo, porque siempre alguna parte queda sin producto sin que nos demos cuenta.
*Chance de “cortar” y dañar el pelo: cuando se lo agrede mucho, especialmente con la decoloración, el pelo se corta. Esto significa que debilitaste tu pelo más de lo que podía soportar, y por ende probablemente termines en un corte no deseado.
*Seguridad: si recurrís a una peluquería y a un colorista experto te estarás asegurando obtener justo el color que querés y no el que aparece en una cajita, que para que se vea y luzca así dependerá de muchas razones.

Recibe las últimas novedades en tendencias, looks y productos que tenemos para tí

  • 
    ;